La última traición socialista a España: el PSOE regala cuatro senadores a los separatistas

La última traición socialista a España: el PSOE regala cuatro senadores a los separatistas

Es innegable que la última legislatura, ya en el tiempo de descuento, ha dado pie a comportamientos ridículos: a veces patéticos y humillantes, a veces deleznables y grotescos. Esta cascada de gilipolleces está yendo a más y está curtiendo a toda una generación de españoles en experiencias rocambolescas más allá de la razón, que los demás europeos no podrían siquiera comenzar a digerir. Ya no se puede decir que nada que ocurra sea ‘lo peor’ o ‘insuperable’, porque la izquierda española tiene acreditado no tener techo en su escalada hacia la indecencia, pero la última ocurrencia del Partido Socialista está con seguridad entre las fechorías más aberrantes de la historia democrática de España.

En el Senado de la Nación solo tienen grupo parlamentario propio aquellas formaciones políticas que obtengan un mínimo de diez escaños. Tanto Democracia i Llibertat (ex-CDC) como Esquerra Republicana de Catalunya tenían ocho senadores cada uno -6 electorales y 2 por designación autonómica-, por lo que requerían de dos más cada uno para tener el ansiado grupo propio, que permite mayores ingresos de dinero público y más tiempo de intervención y presencia en los debates. ¿Qué ha hecho el PSOE? ¡¡¡¡Regalarles cuatro senadores!!!!! Los socialistas, fieles a su tradicional intelecto, propio de una cabra, le han cedido cuatro de sus senadores a los partidos que juran desobedecer la Ley, violar los preceptos de la Constitución y romper la unidad de España. Hay muchos motivos por los que esto es un atropello a la democracia, a la legalidad y a la unidad nacional, así como una traición indecente a sus electores. Enumeraré unos pocos.

Para empezar, un grupo de senadores no es como una colección de tazos: no se pueden intercambiar como hacen los niños en el colegio, negociando con riñoneras llenas de cromos. Soy consciente de que un grupo de senadores socialistas pueden tener entre todos tantos estudios como El Pequeño Nicolás, pero a pesar de eso son personas. Personas con menos utilidad que la moneda de un céntimo… Personas capaces de seguir siendo socialistas bien entrada la segunda década del siglo XXI, sí, de acuerdo, son subnormales; pero siguen siendo los representantes del pueblo. Porque la triste realidad, apreciado lector, es que estamos rodeados de asnos. Lo estamos, es así, y el PSOE está ahí para llevar esos rebuznos a las Cortes Generales del Reino. Es una falta de respeto al espíritu de las Cortes, instauradas con el propósito de consagrar la soberanía nacional y la voluntad de los españoles, que cuatro tipos que han sido elegidos para defender las rancias ideas decimonónicas del socialismo, se cambien de bando para facilitar la divulgación de otro ideario. No le digo ya si es el ideario ¡nacionalista catalán!

Aquí es donde, verdaderamente, la última genialidad del duo Sánchez-Luena adquiere tintes despreciables: España afronta uno de los retos más graves de toda su historia, y estamos hablando del país más antiguo de Europa. Una amenaza que nos pone en una situación crítica, desde la que somos alarmantemente vulnerables de caer por el precipicio de la decadencia social y la ruina económica. En términos financieros, a fecha de ayer, cuando solo habían transcurrido catorce días del nuevo año -casi la mitad festivos- el Ibex-35 perdía un 9% de su valor; esa es la dimensión de la crisis que nos aflige, y que hace más que nunca necesario que nuestros representantes se comporten con sentido de Estado, lealtad a la nación y compromiso con el servicio al pueblo. Si por lo general me parece irrespetuoso montar semejante baile de senadores, hacerlo en compadreo con quienes nos ofenden y atentan contra la Ley, para ayudarles a destruir el país y resquebrajar la Constitución, es un ejercicio aberrante de ruindad.

Cesar-Luena-Organizacion-Ejecutiva-Sanchez_MDSIMA20140725_0136_38

Cuchi cuchiii… ¿Quién es el socialista más listo del partidoooo? 

Por si esto no fuera poco, al ser inquiridos por el motivo de este atropello, no se le ocurre otra idiotez a Óscar López que esgrimir “motivos de cortesía parlamentaria”. Sabemos que López no es una lumbrera -se intuye con solo mirarle, de hecho- y que su bajísima capacidad cognitiva le ha granjeado el respeto del ‘club de los tontos’, que es como llamo al PSOE en la intimidad; pero no me creo que sea tan limitado como para creerse esa patraña, menos aún para pensar que nos la vamos a creer los demás. Al fin y al cabo ¿si cedéis senadores a otros partidos para que hagan grupo propio ‘por cortesía parlamentaria’, por qué os oponéis a que Podemos forme cuatro grupos parlamentarios aunque a vosotros no os cueste nada? Los mismos socialistas que en la Cámara Baja vetan que los chavistas tengan un grupo parlamentario para cada uno de sus satélites independentistas y otro para la franquicia iraní, le dan todas las facilidades imaginables a los separatistas catalanes para formar grupo propio en el Senado. ¿Por qué? También demuestra que Óscar López y todo el PSOE se están ciscando en nosotros la mera aducción de la ya mencionada ‘cortesía parlamentaria’ cuando tratan con los secesionistas. ¿Cortesía para qué? ¿Es usted, sufrido lector, cortés con quién le ofende, humilla y amenaza? El líder de la coalición JxSí, que forman ERC y CDC-DiL, el President Puigdemont, dijo en su discurso de investidura que “España humilla, menosprecia y ahoga a Cataluña”. A lo largo de décadas, los separatistas catalanes han ofendido y amenazado a España de todas las maneras posibles; y han manipulado a la opinión pública para culparnos de sus males y hacernos parecer unos ladrones. Yo nunca he robado nada, y la inmensa mayoría de los españoles, que incluye a los votantes del PSOE, tampoco. Solo es comprensible que los socialistas y el resto de nosotros estemos hartos del chantaje obsceno y la agresión constante de la que somos víctimas por parte de los separatistas catalanes, que además pretenden romper la legalidad y atropellar las instituciones democráticas que hacen posible esta sociedad próspera y tolerante. Con gente de esa calaña, que nos infligen semejante daño ¿qué cortesía es posible, sr. López? ¿Por qué tienen los socialistas que allanarle la carretera a nuestros enemigos cuando deberían estar levantando un muro de hormigón para frenarles el paso, con la ayuda de PP y Ciudadanos?

En resumen, el PSOE ha dado una muestra más de su verdadera condición: estamos acostumbrados a contemplar la sinvergonzonería con la que obran, pero no por ello deja de ser sorprendente y devastador que tengan el estómago para abrazarse a quienes nos amenazan. Es inaudita la ambición desaforada de Pedro Sánchez, que día tras día confirma nuestros peores presagios: con tal de tocar poder este es capaz de prostituir a su abuela en el negocio familiar. También es desolador darse de bruces con la realidad de que en el margen izquierdo del espectro político no quedan partidos fiables: no hay ninguna fuerza de izquierdas que represente una socialdemocracia sana que abogue por el progreso de la nación desde el marco constitucional, como dije en su momento.

hijaszpEn España, ser de izquierdas no es una opción. Sencillamente no lo es, porque la izquierda solo sabe pactar con los enemigos de la nación, destrozar la economía, generar paro y traicionar los valores democráticos de nuestra sociedad. Solo sirve para prohibirlo casi todo, quitar belenes, joder cabalgatas, ahuyentar inversores y ver brotes verdes donde el resto solo vemos dos orcos con hachas en la Casa Blanca. Una izquierda rencorosa y revanchista que atenta contra la historia y la economía, castiga el emprendimiento y ordeña el tejido productivo del país. Una izquierda que alentó la Guerra Civil al violar reiteradamente la Ley, imponer su voluntad a base de golpes de Estado y actuar siempre desde la deslealtad a la nación; una nación que les causa -para mi misterio- unos enormes conflictos internos, entre la lógica que indica que lo sano es un país fuerte y cohesionado y sus demonios interiores que les susurran que España es Franco, Aznar es Franco, Rajoy es Franco y, por supuesto, que los Reyes Magos, los conductores, los pastores del Belén, la gente que fuma, los creyentes y, en general, cualquiera con dos neuronas, somos unos fascistas retrógados que queremos aniquilar a la clase obrera. Una clase obrera a la que, por cierto, no pertenece nadie en este PSOE acomodado y decadente que muestra una exasperante indolencia ante quienes pretenden con determinación aniquilar el Estado de Derecho. Yo soy ateo, creo ferozmente en el sexo antes del matrimonio, en el divorcio, en el aborto -con muchos matices- y me la trae al pairo lo que hagan entre ellos los gays, lesbianas, transexuales y el campesino que se beneficia de su borrico en el campo -hay leyendas-. Y siendo todo eso, insisto: no es una opción ser de izquierdas en España. No es una opción.

13901675110266

Es encomiable la labor que hace el PSOE, recogiendo a chicos ‘especiales’ como ‘Oscar López, y permitiéndoles desarrollar todo su potencial en el partido… ¡Bravo!

Share

Deja un comentario