Los motivos por los que la coalición anti-España es imposible

Los motivos por los que la coalición anti-España es imposible

Mucho se ha hablado de la posibilidad de que el PSOE capitanee una coalición de comunistas e independentistas que, a cambio de romper España, permita a un tipo tan torpe como Pedro Sánchez gobernar lo poco que quede de la nación. La posibilidad de constituir este gobierno de coalición de la extrema izquierda está siendo auspiciada por los medios de comunicación serviles a estos partidos (ElDiario.es, La Sexta, Público…) y está siendo muy aplaudida entre los miembros de ETA -en prisión o no- y los anti-sistema de todo origen. No obstante, hay una serie de impedimentos que hacen de esta alianza algo imposible. Intentaré hacer una breve lista que exponga cuales son estos obstáculos insalvables:

-El excesivo número de partidos participantes-

Una cosa es pactar con Podemos e Izquierda Unida (Unidad Popular) y otra muy diferente tener que hacerlo con un crisol de formaciones que tienen intereses muy dispares. La coalición anti-España necesita a:

  • PSOE (90 escaños)
  • Podemos (69 escaños)
  • Esquerra Republicana de Cataluña (9 escaños)
  • Unidad Popular (2 escaños)
  • Euskal Herria Bildu (2 escaños)
  • Partido Nacionalista Vasco (6 escaños) o Convergencia Democrática de Cataluña (8 escaños)

Es evidente que los intereses de estos grupos no siempre son los mismos, lo cual se solapa con los puntos posteriores. Además, tanto PNV como CDC son partidos de derecha ‘de toda la vida’: más liberales económicamente y más conservadores socialmente que el PP, por lo que incluso en el ámbito ideológico hay una asimetría difícil de disimular.

-El referéndum separatista en Cataluña-

Toledo, 9-07-2015.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su intervención en el acto de toma de posesión de los consejeros del Gobierno regional, en el Palacio de Fuensalida. (Foto: Álvaro Ruiz // JCCM)

Por mucho que le ruegue el PSOE a Esquerra y/o Convergencia su apoyo parlamentario, estas formaciones jamás se lo van a dar si no es a cambio de la celebración de un referéndum independentista en Cataluña. Incluso si quisieran, no podrían hacerlo: no hay manera posible de justificar semejante acción ante unos votantes a los que han prometido ir a Madrid a lograr la indepedencia. Por el otro lado, aunque es conocido por todos la aversión que le produce la idea de España a los mediocres jerarcas socialistas, hay tres bastiones del partido donde la ruptura no es bienvenida: Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha.

susana-diazTanto Susana Díaz (Andalucía) como Guillermo Fernández-Vara (Extremadura) y Emiliano García Page (Castilla-La Mancha) han expresado hoy con contundencia su más absoluto rechazo al pacto con los independentistas. Aunque no dudo que en el sur de España la idea de la unidad nacional suscita simpatías, hay además un componente económico ineludible: si Cataluña se independiza de España no hay manera posible de hacer frente al enorme coste que suponen las Comunidades más pobres para el conjunto del Estado; el PSOE gobierna estos lugares con prácticas caciquiles: enchufismo en las instituciones públicas, unas Administraciones Públicas escandalosamente sobredimensionadas y la compra de votos más descarada de Europa Occidental. Todos estos gastos se sufragan con el dinero que las regiones más ricas aportan al erario público y que las más pobres retiran para que el circo socialista no pare. Los barones socialistas de Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía no van a tolerar que cambie el status quo. 

-La vulneración de la disciplina de voto-

_vara_3f74db15De los duros términos en los que se han expresado los Presidentes Díaz, Fernández-Vara y García Page se desprende que, de intentar Pedro Sánchez materializar el pacto anti-España, sufriría la mayor humillación de toda la historia democrática de España: ver como le votan en contra sus propios diputados. El patético resultado electoral del PSOE ha dado aún más peso si cabe a sus Federaciones australes: en Andalucía obtuvo 22 escaños, en Castilla-La Mancha 7 escaños y en Extremadura otros 5. Esto significa que 34 de los 90 diputados socialistas se deben a las circunscripciones que controlan los ya mencionados dirigentes autonómicos que se oponen al pacto con los comunistas y los separatistas, y ni siquiera estoy contando los de otras Federaciones que tampoco verían con buenos ojos ese pacto (Murcia, Madrid, Castilla y León, Cantabria, La Rioja etc.). Si Pedro Sánchez intentase la jugada de la ignominia, vería como sus propios diputados le dan la espalda y hace el ridículo más grande desde que Zapatero se plantó en la Casa Blanca con sus hijas vestidas como concejalas de Mordor.

hijaszp

Never forget

-La diferencia ideológica con el PNV-

30058-944-550El Partido Nacionalista Vasco es un partido muy especial: conservador, católico y con el tinte xenófobo que imprime la ideología de su fundador Sabino Arana. Es, sin duda, el partido con representación parlamentaria más de derechas desde el final de Fuerza Nueva. Además, a diferencia de los democristianos catalanes, no tienen grandes reclamaciones que hacer: el País Vasco va bien, los vascos prosperan y consecuentemente el independentismo cae progresivamente y ya solo es ansiado por menos de un tercio de los vascosLos nacionalistas vascos saben perfectamente que traer el comunismo solo supondrá la ruina; los vascos gozan del privilegio fiscal que otorga el Concierto Vasco y no buscan más que ligeras prebendas, pero no a costa de dinamitar una economía -la española- de la que dependen. Es cierto que en Sabin Etxea no ha sentado bien la propuesta de Ciudadanos de eliminar los derechos forales, pero seguro que los ‘peneuvistas’ prefieren pactar con partidos ideológicamente afines en materia económica, siempre y cuando dicha propuesta sea desechada.

-La oposición de las viejas glorias del PSOE-

Hace poco escribí sobre el brutal declive intelectual de los dirigentes socialistas, lo cual implica que hubo un tiempo en el que el PSOE sí estuvo en manos de personas con dos dedos de frente. Es el caso de dirigentes históricos del PSOE como Felipe González, José Luís Corcuera y Joaquín Leguina que han manifestado públicamente su malestar con las intenciones de Sánchez, -pidiendo su dimisión- de dejarnos en manos de comunistas y separatistas. De intentar esto -sin éxito, como digo- podría crearse un cisma irreversible en el PSOE, en el que se quiebre el partido y dirigentes de mucho ‘standing’ viertan veladas críticas de su Secretario General, como ya están comenzando a hacer. Supondría el fin del PSOE, y una gran noticia para España, que duda cabe.

Por todos estos motivos, me temo que el ex-Consejero de Bankia Pedro Sánchez va a tener que buscarse otro plan; con este no nos ha sorprendido porque realmente estamos ante un chico tan tonto que bien podríamos tenerle en cautividad bajo estudio científico. Lo que sí ha hecho es asustarnos, hay que reconocerlo. Ya saben: votar a los socialistas entraña graves riesgos para la salud mental de las personas y la salud económica del país. 
Share

Comments

  1. […] conseguir que gobierne Rajoy, Iglesias necesitaba hacer el pacto de izquierdas imposible, y como indiqué ayer, ahora mismo lo […]

Deja un comentario