Con buen pie

Con buen pie

En las últimas décadas de nuestro tiempo, los desfiles de Victoria Secret’s han ilustrado a nuestra sociedad sobre la última moda en ropa interior femenina. Pero nadie se ocupaba de lo que hay más abajo; de los calcetines.

Hasta hace poco, solo existían cuatro tipos de calcetines: los negros, los azul marino y los marrones, para vestir; los blancos, para hacer deporte o, si eras guiri, para llevar con sandalias. Sin embargo, esos que te hacían rezar para no tener que quitarte los zapatos han pasado a convertirse en un complemento básico en el atuendo tanto femenino como masculino. Vestir con clase ya no implica llevar calcetines serios. Un nuevo mundo se ha abierto ante nosotros.

Colores, y no solo colores, patrones, arte; diseños atrevidos que decoran nuestros pies. Son numerosas las marcas que han aparecido gracias a este nuevo concepto, la oferta es tan amplia que podemos vivir toda nuestra vida sin repetir un solo par de calcetines.

Una de las marcas españolas que está despuntando es Jimmy Lions, que ganó adeptos gracias a sus motivos zoológicos, siendo los grandes triunfadores los calcetines ornamentados con patrones de flamencos. Otra opción es dejar a la fortuna el diseño de tus calcetas. Foot Cardigan, una marca americana, te ofrece la posibilidad de inscribirte, por una módica cuota mensual, a su lista de envíos y una vez al mes recibirás, desde Estados Unidos, un alocado par con un exclusivo e inesperado dibujo.

Estos son solo un par de ejemplos que he podido comprobar en mis carnes, pero la oferta es abrumadora, casi me abofetea una ola de calcetines con dibujitos al buscar en google “calcetín original”.

Así que, abre tu armario, saca todos tus viejos y aburridos calcetines, tíralos por la ventana y reivindica tu derecho a tener unos pies fabulosos.

Share

Recommended Posts

Deja un comentario