Cuarto y Mitad: sencillamente el mejor

Cuarto y Mitad: sencillamente el mejor

A mi juicio, Chamartín es el barrio más cómodo de Madrid para vivir: no tiene edificios lujosos como Salamanca, ni la juerga de Malasaña ni la juventud de Chueca. No es multicultural como Lavapiés, ni se respira la épica histórica como en el Madrid de los Austrias. Chamartín no es un lugar entregado a la cultura y está desnudo de teatros y museos emblemáticos. Pero en Chamartín se circula bien y se aparca mejor, está cerca del centro pero lejos de su bullicio y, sobre todo, es donde mejor se come de Madrid. Si vives en Chamartín, a escasos metros de casa tienes la carne argentina de El Cacique, La Vaca Argentina y De María, la brasileña de Rubaiyat, los pescados de El Telégrafo y Carta Marina, las terrazas de Pipa&Co y Materia Prima, la cocina de mercado de El Qüenco de Pepa, y el rollo informal de Top One, La Barra del Cacique y el venerado José Luís, las hamburguesas de Alfredo’s, Knight ‘n’ Squire y NY Burger y hasta hace un año el escondrijo nocturno de los ricos- el gran ZJ… Ahora mismo no hay lugar con mayor concentración de delicias por metro cuadrado que el barrio de Chamartín, y parte del éxito de este barrio es que hay manjares para todos los bolsillos, que es el concepto importante de este artículo y su protagonista: La Parrilla Cuarto y Mitad.

El Cuarto y Mitad es el Real Madrid de la carne a la parrilla, pero cuesta bastante menos que ver al Real Madrid: desde hace décadas es un fijo del panorama gastronómico madrileño en su chaflán de la calle Bolivia 21, pero ha pasado desapercibido para muchos por su bajo perfil y sus bajos precios. La carne que sirven perfectamente podría servirse en casa de algunos de sus más exclusivos rivales mencionados anteriormente, de hecho, pensamos que Cuarto y Mitad da la mejor carne de Madrid, y además, da sencillez. El local es sencillo, el trato es sencillo, la carta es sencilla y el plato es sencillo, y eso nos gusta, porque sencillo a menudo es sinónimo de agradable, como es el caso. Comes en una sencilla terraza cubierta, acristalada, con un sencillo suelo de baldosas, y te dan una sencilla carta en la que viene el precio por kilos de su carne de solomillo y de entrecot. €57/kg de solomillo y €47/kg de entrecot- puedes pedir cuarto de kilo, medio, kilo o subiendo, y si quieres hacer cuentas saca tú la calculadora. Con las bebidas de traen un buen pan por comensal acompañado de salsa brava y un alioli casero como no recuerdo otro.

El truco de la carne es que lonchean tu kilazo de solomillo después de pasarlo por la parrilla, y ya loncheado le dan vuelta y vuelta a cada loncha por las caras interiores que estaban menos hechas. Un poquito de sal por encima y pa’fuera. Sencillo. Y está cojonudo. Cojonudísimo. Vamos, que no hay otro igual, y además entre los comensales flota la complicidad que da la sensación compartida de conocer un sitio extraordinario que no tanta gente conoce.

Es nuestro pequeño tesoro, y no queremos compartirlo. La mejor carne al mejor precio, en un ambiente relajado y tranquilo. Así de sencillo.

Lo ideal es ir acompañado de otra persona, pedir el kilo de solomillo para dos y una ración de patatas fritas. Saldrás lleno hasta los topes de la mejor carne a la parrilla. En cualquier otro restaurante de Madrid un solomillo de la mejor calidad costará mínimo €25, aquí por €27,5 por persona no comes ‘un solomillo’, te comes medio kilo. Con el pan con alioli, la bebida y las patatas, acabas a botón desabrochao disfrutando el licorcito por cortesía de la casa y agradeciéndole a En Tres Vuelcos que te enseñásemos que el paraíso cuesta 30 lereles y está en Alberto Alcocer semiesq. Bolivia. 

http://www.parrillacuartoymitad.com/es/carta/nuestras-carnes

Share

Deja un comentario